Mensaje del preso político Leonard Peltier

Leído afuera del Departamento de Justicia en Washington DC en el cumpleaños de Mumia Abu-Jamal el 24 de abril de 2012

Saludos y  ¡Hoka Hey! a mi hermano Mumia Abu Jamal, a su familia, amigos, amigas y simpatizantes. Feliz cumpleaños # 58, mi amigo. A toda la gente de consciencia, les envío mi apoyo y entusiasmo por sus esfuerzos mientras ocupan el Departamento de Justicia hoy mismo. A mí me han negado justicia: vivo en una jaula de hierro sólo por defender a mi gente. Por eso quiero agradecerles a ustedes por hacer suyo el propio concepto de justicia. Ellos pueden usar el nombre Departamento de Justicia, pero lo que aplican es cualquier cosa menos justicia. Si tienes piel negra o morena o roja, lo que recibes es obstrucción, opresión, supresión, depresión y la injusticia de un sistema que todavía teme reconocer lo que ha hecho históricamente a las minorías, un sistema que todavía encuentra imposible cambiar su comportamiento destructivo.

¿Qué es la justicia? ¿Es un sistema donde haya un fuerte parecido entre las millones de personas detenidas, enjuiciadas y condenadas? NO. ¿Es un sistema en que un hombre o mujer, simplemente por su manera de verse, pague un precio más alto por el mismo tipo de crimen que a otra persona le sale barato?  NO. ¿Es un patrón de violar históricamente los derechos humanos de las personas que no sean euro-descendientes? NO. ¿Es callar las voces de la gente que se levante y trabaje heroicamente para cambiar el mundo por el bien común? NO. No, nada de esto es justicia, sino injusticia que viene del racismo y de la desconstrucción social y política de nuestras comunidades ya devastadas por los sinvergüenzas de la historia.

Y ahora les pido a gritos mis honrados hermanos y hermanas: apodérense de esa palabra “justicia”. Exploren el verdadero sentido de la palabra, no en algún diccionario, sino en sus corazones, sus barrios, sus ciudades, y por último, en este país que habitamos. Expresen justicia en cada salón, cada tribunal y capitolio desde California hasta Maine, desde Tejas hasta Montana, pasando por todos los puntos intermedios. Levántense juntos como uno y demuestren a las autoridades que la justicia NO nace del miedo, NO surge de la marginación, NO se trata de  pisotear a uno para levantar a otro, y NO se refiere a temer nuestras diferencias. La justicia, la VERDADERA justicia, se trata de ser protector (a) de mi hermano, de mi hermana. Se trata de forjar una existencia común a la vista del Creador como hombres y mujeres que vivimos juntos, trabajamos juntos, jugamos juntos, rezamos juntos y gobernamos juntos sin temor de ser pisoteados a causa de los viejos temores y engaños.

Adelante, compañeros y compañeras, sigan caminando para nosotros que estamos encerrados. No tengan miedo y no se cansen. Nuestros espíritus están con ustedes en cada palabra que pronuncian, en cada paso que dan. Sigan a pesar de la desesperanza y tristeza y todo lo que la historia nos ha  llevado. Ustedes son la cara del cambio que es imprescindible para este país y este mundo si vamos a conocer la verdadera justicia y armonía. Les agradezco. Les agradezco mucho su tiempo, su fe, su energía y su voz. Y por favor, guárdenme un trocito del pastel de cumpleaños para el día que la justicia se haga y todos vivamos libres.

Mitakuye Oyasin (Todos estamos relacionados).

En el espíritu de Caballo Loco y Gerónimo,

Leonard Peltier

Traducción al español: Amig@s de Mumia de México

Gracias a NYC Jericho, se puede escuchar el mensaje de Leonard Peltier leído en voz de Laurence: http://www.jerichony.org/A24PPStatements/A24LaurenceReadingLeonardPeltier.mp3

Extractos del artículo “Leonard Peltier: El silencio grita”, http://www.noticiasdelarebelion.info/?p=2991 escrito por carolina en 2007, con información actualizada a continuación:

El activista, artista y escritor indígena Leonard Peltier es uno de los presos políticos más reconocidos del mundo. Ha estado encarcelado desde el 6 de febrero de 1976, injustamente condenado a dos sentencias de cadena perpetua por la muerte de dos agentes del FBI en la Reserva Pine Ridge el 26 de junio de 1975. Ahora su situación se agrava por varios problemas de salud.

A la edad de 67, sigue luchando por los derechos indígenas desde su celda en el penal federal de Coleman, Flórida. Ha promovido bibliotecas, escuelas, becas y refugios para mujeres golpeadas, entre muchos otros proyectos. Ha sido nominado por el Premio Nobel de la Paz varias veces.

En su autobiografía Mi vida es mi danza al Sol (My Life is my Sundance), Leonard explica que él es de sangre Ojibway (Anishinabe) y Dakota Sioux, y adoptado por los Lakota Sioux. Creció en sus tierras, “las que ustedes conocen como América…pero no me considero americano”.

“Sé quién soy. Soy indígena y me atreví a defender a mi pueblo. Soy inocente. Jamás maté a nadie ni quise hacerlo. Soy danzante al sol. Esa es mi identidad. Si me toca sufrir como símbolo de mi pueblo, lo haré con orgullo. Nunca me rendiré”….

Durante los años 60, Leonard trabajaba como jornalero en los campos y luego como hojalatero en Seattle. Mientras tanto, empezó a ayudar en esfuerzos de organización comunitaria. A principios de los 70 se unió con el Movimiento Indígena Americano (AIM), inspirado en el partido Panteras Negras.

En 1972 participó en el Sendero de los Tratados Rotos, una marcha / caravana desde Alcatraz en California hasta Washington D.C. y también en la ocupación de la Oficina de Asuntos Indios en la capital. Se volvió blanco del programa del FBI para “neutralizar” a los líderes de AIM y fue falsamente incriminado y encarcelado a finales del año.

1973: La ocupación de Wounded Knee

Una de las acciones más atrevidas de AIM fue la ocupación de la aldea de Wounded Knee (Rodilla Herida) en la reserva Pine Ridge, el mismo lugar donde el ejército de Estados Unidos cometió la infame y cobarde matanza de 300 Lakota en 1890.

A principios de los 70, AIM se estaba juntando con los indígenas Lakota que se guiaban por las tradiciones antiguas y querían mantener su cultura y sus tierras. Preocupada por la creciente influencia de AIM en la zona,  la Oficina de Asuntos Indios se impuso la candidatura de Dick Wilson como jefe tribal de la reserva, haciendo caso omiso a la voluntad de los ancianos y jefes tradicionales. El títere Wilson odiaba a los militantes del AIM y se alió con el FBI para destruir al movimiento que la agencia veía como una amenaza al modo de vida norteamericano. Su grupo de paramilitares conocido como los “GOONS” (Guardianes de la Nación Oglala) había cometido un sinnúmero de abusos contra la gente.

La noche del 27 de febrero, unos trescientos Lakota y veinticinco integrantes de AIM ocuparon el pueblo de Rodilla Herida, acompañados por varios chicanos, negros y blancos.  Se opusieron a los asesinatos de indígenas en la reserva, a la pobreza extrema, y al gobierno tribal corrupto. Exigieron al gobierno el respeto a los antiguos tratados que se habían firmados con los pueblos indígenas para proteger su territorio y autonomía.

El siguiente día, el general Alexander Haig  ordenó una invasión. Según Ward Churchill y Jim Vander Wall en el libro Los Agentes de Represión (Agents of Repression): “En el primero operativo dentro de las fronteras nacionales desde la Guerra Civil, el Pentágono invadió a Rodilla Herida con 17 vehículos blindados, 130,000 balas de M-16, 41,000 balas de M-1, 24,000 bengalas, 12 lanzadores de granadas M-79, 600 cajas de gas lacrimógeno C-S, 100 rondas de explosivos M-40,   helicópteros, aviones Phantom y personal militar bajo la dirección del General de Ejército Alexander  Haig”.

El operativo también contó con  500 policías, alguaciles federales y agentes del BIA y el FBI ––todos fuertemente  armados. Rodearon a Rodilla Herida e instalaron barricadas por toda la carretera. La ocupación duró 71 días y terminó solo hasta después de que el gobierno prometió investigar las quejas, cosa que nunca pasó.

El reino de terror

Los tres años siguientes se conocieron como el “reino del terror” en Pine Ridge.  Más de 300 personas asociadas con AIM sufrieron ataques violentos y muchas de sus casas fueron quemadas. Durante este periodo más de 60 indígenas fueron asesinados por paramilitares armados e instruidos por el FBI.  También hubo un aumento en el número de agentes del FBI en la reserva, especialmente de los equipos de Armas y Tácticas Especiales (SWAT por sus siglas en inglés).

Ahora se sabe por medio de una demanda en base a la Ley de Acceso a la Información que el FBI había vigilado las actividades de AIM dentro y fuera de la reservación y que preparaban operaciones paramilitares en Pine Ridge un mes antes de la balacera.

Oglala: La balacera fatal

En una situación cada vez peor, el consejo de ancianos del rancho Jumping Bull cerca del pueblo de Oglala le pidió a AIM que regresara a la reserva a protegerlos. Leonard Peltier y un gran número de integrantes y no integrantes de AIM  respondieron al llamado e instalaron un campamento en el rancho.

El 26 de Junio de 1975, dos agentes del FBI, Jack Coler and Ron Williamsen,  siguieron un pick-up rojo hacia el rancho de Jumping Bull. Se supone que buscaban a Jimmy Eagle, un joven que se había robado un par de botas vaqueras.

Una balacera comenzó entre los agentes del FBI y los individuos del pick-up, atrapando a una familia en el fuego cruzado. Varias madres huyeron del área con sus hijos mientras otras personas dispararon en defensa propia. Más de 150 miembros del SWAT del FBI, policías de la Oficina de Asuntos Indios, y paramilitares rodearon a unos 30 hombres, mujeres y niños de AIM y abrieron fuego. Leonard Peltier ayudó a un grupo de jóvenes a escapar entre la lluvia de balas.

Al final encontraron a Joseph Killsright Stuntz, integrante de AIM, muerto de un disparo en la cabeza. Su muerte nunca ha sido investigada.

Coler y Williamsen fueron heridos durante la balacera y después asesinados de un disparo a quemarropa. Los dos agentes tenían en su posesión un mapa que tenia marcado el Rancho de Jumping Bull.

Según documentos del FBI, más de cuarenta indígenas participaron en la balacera,  pero solo cuatro fueron acusados del asesinato de los agentes: tres líderes de AIM –– Dino Butler, Bob Robideau, y Leonard Peltier–– y Jimmy Eagle.

Butler y Robideau fueron los primeros en ser detenidos, y en su juicio, los dos declararon que habían disparado en auto-defensa. El jurado consideró que su acto estaba justificado debido a la atmósfera de terror que existía en Pine Ridge en ese periodo. Los encontró inocentes.

El FBI se indignó por el veredicto y retiraron los cargos contra Jimmy Eagle, según sus memos, para que “…todo el peso de la ley del gobierno federal pudiera ser dirigido en contra de Leonard Peltier.”

Mientras tanto, Peltier se fue a Canadá creyendo que nunca recibiría un juicio justo. El 6 de Febrero de 1976 fue detenido y luego extraditado a los Estados Unidos debido a la declaración de una mujer llamada Myrtle Poor Bear, quien decía haber sido su novia y que lo había visto disparar a los agentes. De hecho, ella nunca lo había conocido y no estuvo presente en el momento de la balacera. En una declaración posterior, dijo que había dado testimonio falso bajo coacción por haber sido aterrorizada por agentes del FBI.

Situación jurídica / firmas

Leonard Peltier fue enjuiciado en un proceso injusto lleno de irregularidades y sentenciado a dos cadenas perpetuas consecutivas. Todas sus apelaciones han sido negadas.

En el año 2000 Presidente Bill Clinton anunció que estaba considerando seriamente la posibilidad de conceder clemencia a Leonard Peltier, pero después de que 500 agentes del FBI marcharon en frente de la Casa Blanca en oposición a la clemencia, Clinton se doblegó.

En el 2009,  el Consejo de Libertad Condicional una vez más le negó a Leonard Peltier su derecho a salir bajo supervisión. El 21 de agosto de 2009 Amnistía Internacional lamentó la decisión y llamó a su libertad condicional inmediata.

Desde entonces  ha habido varios actos públicos ante la ONU y otros foros para exigir su libertad. Su Comité de Defensa/Ofensa está siguiendo tres avenidas de presión pública.

Agrega tu firma a una petición en línea para instar al presidente Obama a concederle clemencia : http://www.whoisleonardpeltier.info/clemency.htm

Agrega tu firma a una petición  en línea para presionar al Congreso a investigar la mala conducta del FBI en Pine Ridge y el “reino de terror” contra la población indígena entre 1973 y 1976: http://www.ipetitions.com/petition/Pine_Ridge/

La defensa también busca obtener miles de documentos retenidos por el FBI… que comprueban sus actividades ilegales en Pine Ridge y las violaciones de los derechos humanos de Leonard Peltier. Firma una petición en línea apoyando a este esfuerzo: http://www.ipetitions.com/petition/Docs2008/

Escríbele una carta a Leonard:

Leonard Peltier #89637-132

USP Coleman I
U.S. Penitentiary
P.O. Bos 1033
Coleman, FL 33521

Para más información (en inglés) visita la página del Comité: http://www.whoisleonardpeltier.info/

Anuncios

Un pensamiento en “Mensaje del preso político Leonard Peltier

  1. Pingback: Presos políticos de EU reiteran su apoyo a Mumia Abu-Jamal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s