El sistema carcelario de EU se impone en México

FOTO: Genaro García Luna, Felipe Calderón y Earl Anthony Wayne inauguran una nueva prisión supermax en SonoraCalderón, García Luna y Earl Anthony Wayne- --Hermosillo

Documento leído en el acto por la libertad de Mumia Abu-Jamal el 8 de diciembre de 2012:

Estamos aquí afuera de la embajada de la nación carcelaria más grande del mundo en este momento cuando la represión del 1 de diciembre deja un saldo de más de 100 detenidos y varios gravemente heridos, incluyendo un gran  amigo de Mumia, KuyKendall, disparado en la cabeza con un proyectil ilegal. Por lo menos 70 manifestantes (y algunos transeúntes) ahora están encarcelados en los reclusorios del Distrito Federal. Estamos aquí para exigir su libertad igual que la de Mumia Abu-Jamal y todos los presos y presas políticos que llevan años o décadas encerrados.

El modelo de [in]seguridad pública de Estados Unidos determina en gran parte el encarcelamiento de cada vez más mexicanos y mexicanas en cada vez más prisiones que son cada vez más letales con mayor privatización y unidades de aislamiento prolongado, es decir, tortura.

Desde 1972 hasta 2012, la población carcelaria en Estados Unidos se incrementó dramáticamente de 250,000 personas hasta 2.3 millones hoy en día. El motor del encarcelamiento masivo ha sido la llamada Guerra contra la Droga y en muchos casos el pretexto para el tremendo auge en la construcción de prisiones es “el hacinamiento”, o una supuesta preocupación por el bienestar de los presos. El racismo sistémico se nota: más de 40 %  de los presos son africano-americanos, 20% latinos y 1.6% indígenas cuando estos grupos constituyen 12.6%, 16.3 % y 1%  de la población respectivamente. Hay 783 personas encarceladas por cada 100,000 habitantes  –– 1,755 latinos por cada 100,000  y  4,347 africano-americanos por cada 100,000.

Ya hemos visto en México desde el año 2000 un incremento de casi cien por ciento en la población carcelaria hasta 238 mil 269 presos y presas, debido a leyes más duras que agravan casi todos los delitos y conllevan sentencias más largas, como las que han llenado las prisiones de Estados Unidos durante décadas. Este año tenemos una tasa de encarcelamiento de 206 presos por cada 100 mil habitantes.  En México también, el motor para el encarcelamiento masivo es la supuesta “guerra contra la droga” y el pretexto para construir más prisiones es “el hacinamiento”. No queremos decir que está bien tener decenas o cientos de presos amontonados en un pequeño espacio, durmiendo en el suelo en condiciones de insalubridad, sino que un gran porcentaje de los presos podrían ser liberados inmediatamente sin hacer el más mínimo daño a otras personas. Según las estadísticas de la SSP, por ejemplo, más de 40%  de los internos ni siquiera han sido encontrados culpables y son legalmente inocentes.

A nivel nacional, Genaro García Luna ha implementado un programa de construcción masiva de prisiones federales con énfasis en prisiones enteras o módulos de máxima o ultra máxima seguridad (supermax). Éstas ahora se encuentran en Las Islas Marías, donde la población carcelaria ha aumentado de 916 hasta 8,000 presos;  Papantla Veracruz; Hermosillo, Sonora y Ocampo, Guanajuato. También están bajo construcción o se proyectan prisiones de este tipo para Chiapas, Durango, Michoacán, Oaxaca y el Distrito Federal, donde la construcción de dos torres de aislamiento (supuestamente para secuestradores y asesinos) ha sido iniciada pero no terminada en el terreno del Reclusorio Norte. Ahora se proyecta la entrega de las torres para diciembre de 2013.

Las nuevas prisiones tendrán administración privada y se construyen con financiamiento privado para el beneficio de corporaciones como ICA y Homex. También hay financiamiento de la Iniciativa Mérida.  Bajo la Iniciativa Mérida,  un oficial de la Oficina de Prisiones de Estados Unidos supervisa la renovación del sistema penitenciario en México efectuada por García Luna y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Durante dos años se han realizado huelgas dentro de las prisiones en Estados Unidos contra la esclavitud y la tortura, empezando con la huelga en las prisiones del estado de Georgia en diciembre de 2010, donde los presos se negaron a trabajar en las industrias de las prisiones sin pago alguno. En la brutal represión, pandillas de guardias atacaron a los presos a martillazos, provocando graves heridas que no han sanado hasta la fecha. En Pelican Bay, California, los presos confinados en solitario iniciaron una huelga de hambre en julio del 2011, que desencadenó huelgas en otra decena de prisiones, con demandas básicas que incluían “ver la luz del sol” y la cancelación de la política que convierte a muchos presos en soplones al darles una sola salida de la unidad de aislamiento —delatar a un “pandillero”. En estas prisiones tipo supermax, hay presos quienes han pasado décadas en aislamiento, con secuelas de graves disturbios mentales y emocionales.

En Estados Unidos las prisiones tipo supermax empezaron a nivel federal con una sola prisión – el primero en Marion, Illinois; el modelo actual se conoce como la ADMAX en Florence, Colorado. Ahí se hacen experimentos dignos de la Alemania Nazi, sometiendo a los presos a luces o ruidos chocantes o, al contrario, la ausencia total de luz.

Poco a poco se han construido más prisiones  o unidades de aislamiento, tanto a nivel federal como estatal. Ahora se estima que unas 100,000 personas están obligadas a vivir en estas condiciones desesperantes.

Vemos el inicio del mismo patrón en México. Mientras Genaro García Luna, Felipe Calderón y el embajador de EU Earl Anthony Wayne orgullosamente inauguran el nuevo complejo supermax federal para 4,000 reos en Hermosillo, Sonora, también se abre una prisión experimental estatal en Chihuahua, con la novedad de que las celdas de aislamiento son sólo para personas sentenciadas a cadena perpetua. El único libro permitido es la Biblia. No cabe la menor duda de que cada entidad de la república muy pronto tendrá su propia supermax, luego otra, y otra y otra. Así se controla la gente y así se hacen negociazos.

Cabe señalar, que en algunas comunidades en México, la construcción de nuevas prisiones ha sido imposible debido a la oposición popular y/o sabotaje por parte de los vecinos.

 

Anuncios

2 pensamientos en “El sistema carcelario de EU se impone en México

  1. Pingback: Palabra, música y danza por la libertad de Mumia Abu-Jamal [FOTOS] | amigosdemumiamx

  2. Pingback: Palabra, música y danza por la libertad de Mumia Abu-Jamal [FOTOS] | Radio Zapote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s