Convocatoria al Acto por la Libertad y Salud de Mumia Abu-Jamal

mumia-embajada9dic16Compañeras y compañeros:

Les invitamos a sumarse al clamor por la libertad de Mumia Abu-Jamal con tambores, música, poesía, danza, arte y palabra en el aniversario 35 de su injusto encarcelamiento. La cita es el viernes, 9 de diciembre a las 4 de la tarde afuera de la embajada gringa en la Ciudad de México. Contaremos con la participación de Batallones Femeninos, Ubuntu, Van-T, Bgirls y Bboys, Argelia Guerrero, MC Xozulu, Danza y Percusión Afroguineana, Gamaika Rashida, Sokra, Son de la Montaña, Betun Valerio, CantautorSinNombre, Eva Palma, Alan Cuentacuentos, para empezar.

Mumia es preso político –criminalizado por la policía organizada y condenado a muerte por el asesinato de un policía que él no cometió. Durante 35 años ha resistido con dignidad el castigo a su periodismo combativo, su activismo con los Panteras Negras, y su cercanía con la Organización MOVE en Filadelfia –un castigo que pretende disuadir a los jóvenes de hoy de seguir sus pasos.

Desde su celda ha escrito 9 libros y más de 2,000 ensayos que denuncian el terrorismo policiaco, el masivo encarcelamiento de personas negras en un sistema que agrede a todas las personas pobres, las guerras imperiales impulsadas por su gobierno, y en fechas recientes, la farsa electoral para la presidencia del imperio, la cual según Mumia, señala su desmoronamiento. El periodista revolucionario también expresa su solidaridad con otros presos y presas políticas y con las luchas por justicia y libertad en el mundo.

Este año, en el aniversario 50 del Partido Pantera Negra, Mumia Abu-Jamal está sacando una nueva edición de su libro sobre este grupo señalado por J. Edgar Hoover del FBI como “la amenaza número uno a la seguridad interna de Estados Unidos”.

Debido a su condena a muerte en 1982,  Mumia fue obligado a pasar casi tres décadas en condiciones de tortura en el pasillo de la muerte, sin poder tocar a otro ser humano, siempre separado de sus visitas por un plexiglas.  Cuando por fin la Suprema Corte de Estados Unidos declaró anti-constitucional su sentencia en octubre de 2011, gracias al masivo apoyo público que él ha tenido,  su condena fue cambiada a una de cadena perpetua sin la posibilidad de libertad condicional, es decir, la muerte lenta en prisión.

Pero ahora existe el peligro que su muerte no sea tan lenta. Hace un año y medio, Mumia casi murió al entrar en shock diabético, y por fin fue diagnosticado con la Hepatitis C activa y crónica. El Departamento de Correcciones sabe que está enfermo, tiene fibrosis (daño al hígado) y que hay una probabilidad de 63% que tenga cirrosis, pero aun así, se niega a darle las medicinas anti-virales que le podrían salvar la vida. Otros 6,000 presos en el estado de Pensilvania se encuentran en la misma situación.

La empresa Gilead cobra $1,000 U.S. dólares cada píldora por la droga Sovaldi. En la India, sin embargo, un país que no vive bajo la tiranía de las leyes de patentes, la misma píldora cuesta desde $3 a $10 dólares. Para la droga Sovaldi, un tratamiento de 12 semanas cuesta $84,500 mientras el tratamiento entero para la antiviral Harvoni, también producida por Gilead, cuesta $94.500.

El pasado septiembre el juez federal Robert Mariani determinó que la falta de atención médica adecuada para estos presos y presas es una grave violación de la Octava Enmienda de la Constitución federal que prohíbe los castigos crueles e inusuales, y que el alto costo de las anti-virales no es un pretexto válido para negarles tratamiento. Pero no ordenó el tratamiento que Mumia solicita, con el pretexto de que sus abogados demandaron a las personas equivocadas. En lugar de demandar a los jefes del Departamento de Correcciones y el Departamento de Salud, debieron demandar el oscuro Comité de Hepatitis C, que ni siquiera existió cuando la demanda se levantó. Las apelaciones siguen.

También en el terreno judicial, se ha abierto una nueva avenida para apelar su sentencia de culpabilidad.

Por otro lado, a pesar del escenario más letal que nunca en las esferas del dinero y poder en Estados Unidos, están surgiendo movimientos desde abajo que no hemos visto en muchas décadas: la resistencia al terror policiaco y el desarrollo de movimientos como Black Lives Matter; la huelga contra la esclavitud por miles de presos en Estados Unidos; y la resistencia indígena en defensa del agua, impulsada por la tribu Sioux en Standing Rock contra el oleoducto conocido como DAPL.

Esperamos que el desarrollo de movimientos de este tipo propicie un clima político que favorezca a Mumia y a otros presos encarcelados durante décadas.  No es poca cosa que el pasado 28 de octubre, por primera vez en la historia, el Consejo de la Ciudad de Filadelfia aprobó una resolución impulsada por la jefa del movimiento internacional en apoyo a Mumia Abu-Jamal, Pam África, que insta al gobernador Tom Wolf y al Departamento de Correcciones a garantizar agua limpia y atención médica a todas y todos los presos en el estado de Pensilvania. Aunque no hay garantiza alguna que las autoridades estatales respondan, la aprobación de la  resolución es una señal positiva.

Muchos de ustedes han mostrado su apoyo por Mumia Abu-Jamal  durante muchos años. Otros, tal vez,  no se han enterado hasta ahora de los atentados oficiales contra su vida. En cualquier caso, les invitamos a unirse al acto este 9 de diciembre en apoyo a Mumia y todos los y las presos políticos, donde también estaremos en oposición al terrorífico sistema carcelario de Estados Unidos y su importación a México.

En los cárceles de Estados Unidos exigimos libertad para ‘los 9 de MOVE’, Sundiata Acoli, el Dr. Mutulu Shakur, Jalil Muntaqim, Herman Bell, Leonard Peltier, Oscar Lopez Rivera, Imam Jamil Al Amin, Kamau Sadiki, Maliki Latini, David Gilbert, Ruchell Magee, Robert Seth Hayes, Ed Poindexter,  Russell ‘Maroon’ Shoatz, Jo Jo Bowen, Fred Muhammad Burton, Kojo Bomani Sabubu y Richard Mafundi Lake, entre otros.

En México, exigimos libertad por Álvaro Sebastian Ramirez y los presos Loxicha; la y los guardianes del agua de San Pedro Tlanixco; los presos anarquistas Luis Fernando Bárcenas, Luis Fernando Sotelo, Miguel Angel Peralta y Abraham Cortés; los maestros del FACMEO; Alejandro Díaz Santiz  y Roberto Paciencia Cruz en Chiapas; Gonzalo Molina de la CRAC-PC, y Aristóteles Flores Chávez en Santa María Ostula, entre muchos otros.

Contando con su presencia afuera de la embajada el 9 de diciembre, recordamos estas palabras de Mumia Abu-Jamal: “Lo que la historia nos enseña es que el imperio de hoy se convierte en las cenizas de mañana, que nada dura para siempre, y que el no resistir es acceder a tu propia opresión”.

¡Libertad para Mumia Abu- Jamal!

¡Presos y presas políticas libertad!

¡Que caigan los muros de las prisiones!

amigosdemumiamx@gmail.com   https://amigosdemumiamx.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s