La política de los jueces

Por Mumia Abu-Jamal

A todas y todos nos educan y nos condicionan para ver a los jueces, vestidos en sus oscuras y ominosas togas, como personas superiores a los hombres y mujeres normales.

La toga, igual que la ropa de los sacerdotes, monjas o monjes,  presta un aire de solemnidad, sabiduría y certitud.

En realidad, los jueces se nos parecen, pero no solo eso, sino que son nosotros y nosotras en todos los aspectos que distinguen los seres humanos. Pueden ser irascibles, ambiciosos, parciales e detestables,  pero se forman para mantenerse por encima de la contienda.   Sigue leyendo

Anuncios