El clintonismo al desnudo

roscoe-farmer-black-lives-matter-clinton-crimepor Mumia Abu-Jamal

Bill Clinton, tal vez el mejor animal político al natural de su generación, dejó en claro su postura recientemente, en una confrontación con activistas del omnipresente movimiento Black Lives Matter (las vidas de los negros importan).

Ahí el principal arquitecto político en el fenómeno del encarcelamiento masivo de los años 90, defendió su posición con el clásico doble discurso clintoniano.

Argumentó que el auge carcelario de su autoría, se hizo para proteger a los negros de otros negros.

Clinton gritó: ¿Cómo pueden defender a esos brutales jefes pandilleros que drogaron a chicos de 13 años y los mandaron a las calles para matar por ellos? 

Los activistas habían refutado la previa denuncia venal de Hillary Clinton contra los “superdepredadores”, la cual dio lugar al auge más grande del encarcelamiento jamás visto en el planeta tierra. Ese boom fue defendido por Clinton de la manera que sólo Bill Clinton pudo haber hecho.

Básicamente él argumentó: Lo hicimos para ustedes.

Hay que volver a la prosa retorcida del dictamen Dred Scott (1857) para encontrar una justificación tan audaz. En ella, el viejo esclavista y Presidente de la Suprema Corte, Roger Brooke Taney, argumentó que el negro fue sometido a la esclavitud por su propio beneficio.

Supongo que las grandes mentes piensan igual ¿no?

Bill Clinton desató el auge más fuerte en el encarcelamiento masivo en la historia de Estados Unidos para proteger a la gente negra de los niños negros— ya saben, los “superdepredadores”. Esto es el clintonismo. El neoliberalismo, ––o el llamado conservadurismo compasivo–– por el bien de los “nativos”.

No lo hizo para dar empleos en áreas rurales a decenas de miles del blancos en la industria del confinamiento llamada “correccionales”.

No lo hizo para crear decenas de miles de nuevos trabajadores para el Estado que harían donativos al partido Demócrata durante generaciones.

No lo hizo para dar a los blancos de clase baja una sensación de tener derecho a algo y una profesión inmune a la recesión.

No lo hizo para estrenar la nueva manera de gobernar de los Demócratas, con mano más dura, más cruel.

Lo hizo porque “sentía el dolor” de los negros. ¡Lo hizo para ustedes!

Esto es el clintonismo. Guerras para aumentar ganancias. Prisiones para aumentar ganancias.  Cuánto más cárceles,  más empleos ¿verdad? ¿Más policías? Más crimen. ¿Ven? Funciona bien ¿no?

Hace poco, Hillary Clinton se disculpó por su “elección de palabras”.

Bill Clinton, siendo Bill Clinton, alardeó de su logro. “¡Lo hice para ustedes!” gritó.

El votar  por el clintonismo promete más de lo mismo. ¡Oigan! ¡Buena suerte con eso!

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.

_©’16maj

10 de abril de 2016

Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia, México

Un pensamiento en “El clintonismo al desnudo

  1. Pingback: El clintonismo al desnudo – Centro de Medios Libres México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s