Leonard Peltier se solidariza con la lucha de Standing Rock

leonard-image-2012Me han pedido escribir una declaración de solidaridad con el campo de las Piedras Sagradas en Standing Rock (Roca que perdura). Gracias por este gran honor. Tengo que reconocer que para mí, es muy difícil empezar a escribir este comunicado, ya que mis ojos se ponen tan borrosos con lágrimas y mi corazón se llena de orgullo,  mientras escalofríos corren por mi cuello y la espalda. Estoy muy orgulloso de todos ustedes, de los jóvenes y otros que están allí.

Estoy agradecido de haber sobrevivido para ver el renacimiento de la Nación Sioux unida e invicta en Standing Rock,  resistiendo el oleoducto venenoso que amenaza la fuente de vida de los ríos Misuri y Misisipi. Es un honor estar vivo para ver que esto sucede, impulsado por ustedes, los jóvenes. Para mí, ustedes son personas estupendas.

Ha sido un camino largo y difícil durante estos 40 años de estar enjaulado por un sistema inhumano por un crimen que no cometí. No podría haber sobrevivido física o mentalmente sin su apoyo, y les agradezco desde el fondo de mi corazón y la profundidad de mi alma por animarme a aguantar y mantener una resistencia espiritual y jurídica.

Ahora estamos llegando al final de este camino, antes de llegar a un destino que será determinado, por lo menos en parte, por ustedes. Sigue leyendo

El Teatro del Absurdo

 

amistad-rebellionpor  Mumia Abu-Jamal

Cuando yo era un joven Pantera, un francés ––bajo de estatura, calvo y con ojos azules–– llegó a visitar a nuestra sede central en Berkeley, California. El jefe de personal del Partido Panteras Negras, David Hilliard, lo saludó brevemente y luego me pidió escoltarlo alrededor de las oficinas para que él pudiera conocer a los demás Panteras.

El francés se llamaba Jean Genet, pero yo no tenía idea de la importancia de esto. David me dio un pequeño volumen titulado The Blacks (Los Negros), con el nombre Jean Genet anotado como el dramaturgo. Consulté la contraportada para saber más.

La obra Los Negros se describió como un ejemplo de lo que se llamaba “El Teatro del Absurdo”.

Me vino a la mente esa descripción la semana pasada cuando observé los torpes esfuerzos de dos políticos blancos estadounidenses,  Hillary Clinton y Donald Trump, para denigrar al opositor como el racista peor. Sigue leyendo

Presos anuncian huelga nacional contra la esclavitud en las prisiones de Estados Unidos

attica-rebellion

Presos anuncian huelga nacional contra la esclavitud para el 9 de septiembre de 2016, aniversario de la rebelión de Áttica.

(El 22 de abril de 2016, cientos de presos a través de Estados Unidos lanzaron el siguiente llamado para una huelga nacional contra la esclavitud en las prisiones, coordinada por los presos, para el 9 de septiembre del 2016.)

Esto es un Llamado Contra la Esclavitud en América.

En una voz, alzada desde las celdas de largos aislamientos, resonando en los dormitorios y celdas desde Virginia a Oregón, nosotros, prisioneros, a través de los EEUU juramos a finalmente acabar con la esclavitud en el 2016.

En septiembre 9 del 1971 prisioneros tomaron y cerraron Attica, la prisión de Nueva York más notoria. En septiembre 9 del 2016, empezaremos una acción para cerrar las prisiones a través de este país. No solo demandaremos un fin a la esclavitud prisionera, lo acabaremos nosotros mismos dejando de ser esclavos.

En la década de los 1970’s el sistema estadounidense de prisiones se derrumbaba. En Walpole, San Quentin, Soledad, Angola, y muchas otras prisiones, la gente se levantaba, peleaban y recuperaban sus propias vidas y cuerpos de las prisiones esclavizadoras. Por los últimos seis años hemos recordado y renovado la lucha. En lo interino, la población de prisioneros ha explotado y las tecnologías para controlar y encarcelar se han desarrollado al nivel más sofisticado y represivo en la historia del mundo. Las prisiones se han vuelto más dependientes en la esclavitud y la tortura para mantener estabilidad.

Prisioneros son forzados a trabajar por poco o cero pago. Eso es esclavitud. La decimotercera enmienda de la constitución estadounidense mantiene una excepción legal para continuar con la esclavitud en las prisiones de EEUU. Dice “Ni en los Estados Unidos ni en ningún lugar sujeto a su jurisdicción habrá esclavitud ni servidumbre involuntaria, excepto como castigo de un delito del que el responsable haya quedado debidamente convicto.” Los supervisores observan cada movimiento que hacemos, y si no cumplimos con nuestras tareas asignadas al modo de ellos, somos castigados. Tal vez han reemplazado el látigo por el aerosol de pimienta pero muchos otros tormentos quedan: aislamiento, posiciones restringidas, desnudándonos e investigando nuestros cuerpos, como si fuéramos animales.

La esclavitud esta vivito y coleando en el sistema de prisiones, pero para fines de este año, ya no lo estará. Esto es un llamado al fin de la esclavitud en EEUU. Esto es un llamado directo a los esclavos mismos. No estamos haciendo demandas o peticiones a nuestros captores, estamos llamando a nosotros mismos a tomar acción. A cada prisionero en cada cárcel estatal y federal a través de estas tierras, te llamamos a ti para que dejes de ser un esclavo, a dejar que se pudran los cultivos en el campo de plantación, a irse a huelga y dejar de reproducir las instituciones de tu encarcelamiento.
Esto es un llamado para una huelga de prisioneros a nivel nacional para terminar con la esclavitud prisionera, empezando el 9 de septiembre del 2016. No pueden funcionar estas instalaciones sin nosotros.

Protestas pacificas, huelgas laborales, huelgas de hambre y otras negaciones a participar en rutinas y necesidades de la prisión han incrementado en años recientes. La huelga de prisioneros del 2010 en Georgia, la huelga de hambre masiva en California, la huelga del Movimiento Alabama Libre en el 2014, han generado mucha atención, pero estas acciones no son las únicas demostraciones de poder de los prisioneros. Huelgas grandes, y a veces efectivas, han estallado en el Penitenciario Estatal de Ohio, en la Correccional de Menard en Illinois, en Red Onion en Virginia y también en muchas otras prisiones. El floreciente movimiento de resistencia es diverso e interconectado, incluyendo centros de detenciones de inmigrantes, prisiones de mujeres y cárceles juveniles. El otoño pasado, prisioneras en la Cárcel del Condado de Yuba en California se unieron a una huelga de hambre iniciada por mujeres detenidas en centros de detenciones de inmigrantes en California, Colorado, y Texas.

Prisioneros por todo el país regularmente participan en muchas muestras de poder. Por lo más común lo han hecho a través de solidaridad entre convictos, construyendo coaliciones a través de las líneas raciales y líneas de bandas para confrontar al opresor común.
45 años después de Attica, las olas del cambio están regresando a las prisiones estadounidenses. Este septiembre esperamos coordinar y generalizar estas protestas, para construirlos en un solo cambio que el sistema de prisiones estadounidense no puede ignorar o aguantar. Esperamos acabar con la esclavitud prisionera al hacerla imposible, y al negarse ser esclavos.

Para lograr esta meta, necesitamos el apoyo de la gente afuera. Una prisión es un ambiente que fácilmente ponen bajo cierre de emergencia, un lugar de control y encarcelamiento donde la represión está construida con cada pared y cada eslabón de las cadenas, cada gesto y rutina. Cuando nos levantamos contra estas autoridades, se vienen sobre nosotros, y la única protección que tenemos es la solidaridad que viene de afuera. El encarcelamiento masivo, ya sea privado o sea en instituciones estatales es un esquema donde los atrapa-eslavos patrullan nuestros barrios y monitorean nuestras vidas. Esto requiere la criminalización masiva. Nuestras aflicciones dentro de las prisiones son un arma usada para controlar nuestras familias y comunidades allá afuera. Ciertos estadounidenses viven cada día bajo no solo la amenaza de ejecuciones extrajudiciales – a las cuales las protestas por las muertes de Mike Brown, Tamir Rice, Sandra Bland, y muchos más han traído la atención que hacía falta – sino también bajo la amenaza de captura, de ser aventados en estas plantaciones, encadenados y forzados a trabajar.

Nuestra protesta contra la esclavitud carcelaria es una protesta contra la ruta desde las escuelas a las prisiones, una protesta contra el terror policial, una protesta contra el control que nos imponen después de ser liberados. Cuando deroguemos la esclavitud, ellos perderán mucho incentivo para encarcelar a nuestros hijos, ellos dejaran de construir trampas para encarcelar de nuevo a los que habían liberado. Cuando le quitamos el motivo económico y la grasa de nuestro trabajo forzado de la máquina del sistema de prisiones, la estructura entera de tribunales y policías, de control y de atrapa-esclavos deben de cambiar para acomodarnos como humanos, en vez de esclavos.

Las prisiones impactan a todos. Cuando nos levantemos y las rechacemos el 9 de septiembre del 2016, necesitamos saber que nuestros amigos, familiares, y aliados allá afuera nos estarán respaldando. Esta primavera y verano serán temporadas para organizar, para pasar la voz, construir las redes de solidaridad y mostrar que estamos serios y de lo que somos capaces.

Anímate, levántate, y únete.

Contra la esclavitud prisionera.

Por la liberación de todos.

Encuentra información nueva, actualizaciones, materiales organizativos, y oportunidades en los siguientes sitios:
SupportPrisonResistance.net
FreeAlabamaMovement.com
IWOC.noblogs.org

Sigue leyendo

Recordando la rebelión de Áttica

 Este día hace 45 años los presos en el penal de Áttica, Nueva York, se levantaron y tomaron control de la prisión. Cinco días después, el gobernador Nelson Rockefeller ordenó una represión desalmada. Hoy se conmemora su lucha.
Video compartido por el Free Alabama Movement.

Reclamando lo justo afuera de la embajada

7sep17seo27sep57sep47sep3No éramos muchos pero ahí estuvimos de buen ánimo en apoyo a Mumia afuera de la embajada ayer — reclamando lo justo, volanteando, cantando. Gracias a Noticias de Abajo ML por el enlace. Van unas fotos y un boletín que leímos.

Salud y libertad para Mumia Abu-Jamal

7 septiembre 2016. Estamos aquí afuera de la Embajada de Estados Unidos en México para exigir salud y libertad para Mumia Abu-Jamal: periodista, escritor, luchador social y preso político. Nos sumamos a las demandas levantadas por el comité de base de Mumia en Filadelfia en una marcha que se lleva a cabo hoy. Dice Pam África: “Exigimos que el Departamento de Correcciones de Pensilvania inmediatamente administre el tratamiento de Hepatitis C a Mumia Abu-Jamal y a otros 6,000 presos en el estado de Pensilvania que sufren la Hepatitis C activa y crónica. Lo que tenemos aquí es otro intento a asesinar a Mumia, un hombre inocente, por otros medios. Exigimos su liberación inmediata”.

Desde la detención de Mumia Abu-Jamal el 9 de diciembre de 1981, por el asesinato de un policía que él no cometió, la policía de Filadelfia ha buscado su muerte. Lo criminalizaron por haber sido Pantera Negra, partidario de la Organización MOVE y periodista revolucionario. Lograron su condena a muerte en un juicio manchado de racismo y prejuicios políticos. Después de que Mumia pasó casi 30 años en condiciones de tortura en el pasillo de la muerte, la condena fue declarada anti-constitucional y, en 2011, convertida en una sentencia de cadena perpetua, es decir, la muerte lenta.

En la primavera de 2015, Mumia Abu-Jamal casi murió de enfermedades que ahora sabemos están asociadas con la Hepatitis C, y hasta la fecha sufre sin tratamiento. Su crisis de salud ha ayudado a revelar que hay otros 700,000 presos y presas que viven con la Hepatitis C activa y crónica en las prisiones de Estados Unidos. Para Mumia y otros presos, la Hepatitis C no atendida es una sentencia de muerte.

En Agosto de 2015, Mumia demandó al Departamento de Correcciones (DOC) de Pensilvania por negarse a darle tratamiento con las nuevas drogas anti-virales capaces de curar la enfermedad.

La semana pasada, el 31 de Agosto de 2016, el juez federal de distrito, Robert D. Mariani, determinó que el protocolo del DOC para atender a los presos con Hepatitis C es anti-constitucional. Viola la Enmienda Octava de la Constitución, y muestra “una indiferencia deliberada hacia los conocidos riesgos asociados con la Hepatitis C crónica no atendida”. Argumentando que los presos tienen el derecho a la atención médica, el juez determinó que “el standard de atención para individuos con Hepatitis C crónica no es diferente dentro de los muros de la prisión que en la comunidad”. También estableció que el altísimo costo de los medicamentos producido por el monopolio Gilead ($1,000 dólares cada píldora y hasta $95,000 para el tratamiento completo) que ahora curan esta enfermedad no es un legítimo pretexto para no administrar el tratamiento. Además, Mariani criticó duramente el protocolo por retrasar el tratamiento hasta que el preso experimenta sangrado en la garganta, insuficiencia hepática o cirrosis.

Sin embargo, aunque el juez Mariani aceptó todos los argumentos en contra del protocolo del DOC, se negó a ordenar tratamiento para Mumia.

Al citar un tecnicismo, el juez insistió en que Mumia y sus abogados habían demandado a los oficiales equivocados. En lugar de nombrar al jefe del DOC y el jefe del Departamento de Salud, deberían haber nombrado los miembros de un oscuro Comité para la Atención de la Hepatitis C, un grupo que ni siquiera existió cuando la demanda se presentó—un grupo que se reúne en secreto y toma todas sus decisiones en secreto. Mientras los abogados modifican la demanda, el movimiento sigue presionando por un tratamiento inmediato, por salud y libertad.

Una nueva posibilidad en el terreno jurídico

Durante varios años ha sido frecuente que alguien pregunte si no hay otra avenida de apelación en el caso de Mumia. El agosto pasado, esa posibilidad se hizo realidad. Mumia y sus abogados presentaron una petición que reta la constitucionalidad de su veredicto de culpabilidad en base a una importante decisión de la Suprema Corte en el caso Williams v. Pennsylvania. La abogada y Profesora de Derecho en la Universidad Widener, Judith Ritter, explica que “El alto tribunal determine en este caso que es inconstitucional y una violación del debido proceso que un juez que antes era Fiscal y tuvo un papel active en la prosecución del acusado sea parte del panel de jueces que determine la apelación del acusado. El derecho de Abu-Jamal a un tribunal imparcial, libre de sesgo judicial, fue violado por el Juez de la Suprema Corte de Pensilvania, Ronald Castille. El Presidente del Tribunal Castille se negó a recusarse durante una de las apelaciones más importantes de Abu-Jamal en 1998, aun cuando él había sido el Asistente Fiscal con mayor antiguedad durante el juicio de Abu-Jamal en 1982 y el Fiscal de Filadelfia durante el periodo de la apelación directa de Abu-Jamal”. Se considera que esta apelación puede abrir la puerta a la liberación de Mumia Abu-Jamal.
Solidaridad
Estamos aquí afuera de la Embajada de Estados Unidos en vísperas de una masiva huelga contra la esclavitud, la tortura y la supremacía blanca en las prisiones de ese país. Nos solidarizamos con la huelga y decimos NO a la imposición de aquel monstruoso sistema carcelario en México. A la vez, exigimos libertad inmediata para decenas de presas y presos políticos que llevan tres, cuatro, hasta cinco décadas en las mazmorras de Estados Unidos, y también exigimos libertad para las y los presos políticos de México y el mundo.

Amig@s de Mumia de México

Sigue leyendo

CÍRCULO DE ESTUDIO: Una autobiografía. Assata Shakur

AssataCirculoGozaderaLes invitamos a participar en este círculo de estudio sobre la autobiografía de Assata Shakur, un libro fascinante en el que esta mujer revolucionaria refleja sobre su niñez, su juventud, el mundo en el que ella creció, la música que le gustaba, la opresión que ella ha enfrentado por ser negra y por ser mujer, su rebeldía, su acercamiento a los movimientos sociales en los años ‘60, sus motivaciones para participar en los Panteras Negras y el Ejército de Liberación Negra (BLA), su criminalización en los medios, su vida en prisión, su fuga y sus primeros años de exilio en Cuba. Cada capítulo tiene por lo menos uno de sus increíbles poemas que marcan el compás de su viaje de conciencia.

Enfurecidos por su fuga y por el apoyo que Assata ha recibido desde varias partes del mundo, el FBI y la policía de Nueva Jersey todavía buscan su captura y han puesto un precio de $2 millones de dólares en su cabeza. Sigue leyendo

Día de acción por la salud y libertad de Mumia Abu-Jamal

Artista: Compa Colibrí

Artista: Compa Colibrí

El miércoles 7 de septiembre será un día de acción internacional para exigir un tratamiento inmediato para Mumia Abu-Jamal con las nuevas drogas antivirales que pueden curar la Hepatitis C, una enfermedad que él padece junto con casi 6,000 presos en el estado de Pensilvania y miles más en las prisiones de Estados Unidos.

El 31 de agosto, el juez federal de distrito Robert Mariani se negó a ordenar dicho tratamiento por un tecnicismo, al responder a la demanda presentada hace más de un año por los abogados Robert Boyle y Bret Grote. En su dictamen, el juez Mariani, quien presidió la audiencia sobre el caso en diciembre de 2015, dice que la demanda nombra personas que no tienen la autoridad de implementar un mandamiento judicial, cuando debería nombrar los miembros del Comité de Atención a la Hepatitis C del Departamento de Correcciones (DOC) del estado de Pensilvania. Según el juez, sólo este comité tiene la autoridad para actuar.

Por otro lado, el dictamen del juez sostiene que el DOC ha violado la Octava Enmienda de la Constitución federal que prohíbe los castigos crueles e inusuales, al negarle tratamiento a Mumia y a otros presos que padecen Hepatitis C activa.

La Campaña para Llevar a Mumia a Casa describe el dictamen como “un ejemplo más de las contorsiones y acrobacias que se han utilizado desde hace muchos años para negarle justicia a Mumia y a miles de otros acusados”.

Noelle Hanrahan de Prison Radio pregunta: “¿Cómo es posible que el DOC no sea responsable? Ellos establecieron el Comité de Atención a la Hepatitis C y aprobaron sus recomendaciones…. ¿Cómo es posible que el juez permita que el DOC evite su obligación constitucional para dar atención médica a los presos, relegando su responsabilidad a un sub-comité?”

El abogado Robert Boyle enfatiza que durante todo el proceso, el Departamento de Correcciones nunca dijo que a las personas demandadas les falta la autoridad para implementar una orden de la Corte. También afirma que la existencia del Comité sólo fue revelada al final de la audiencia de diciembre. El grupo se reúne en secreto y toma sus decisiones en secreto.

Sin embargo, Boyle destaca la importancia de que el Juez Mariani haya encontrado que el Departamento de Correcciones les está negando a personas la adecuada atención a la salud garantizada por la Enmienda Octava de la Constitución de Estados Unidos. En su dictamen, Mariani dice que el DOC se ha mostrado “deliberadamente indiferente” a los riesgos conocidos asociados con la Hepatitis C no tratada.

Según el protocolo del DOC, un preso tiene que estar a punto de morir antes de que pueda recibir el tratamiento con los nuevos antivirales. Hay que tener cirrosis e hipertensión portal, es decir, el hígado tiene que ser tan calcificado que la sangre no puede entrar y las venas en el pecho y la garganta empiezan a romperse. En la audiencia del diciembre de 2015, se estableció que Mumia tiene fibrosis (daño al hígado) y que hay una probabilidad de 63% que tenga cirrosis. Se considera que ha tenido el virus de Hepatitis C desde que recibió una transfusión de sangre la noche de su detención el 9 de diciembre de 1981, cuando fue baleado y golpeado casi hasta morir.

En el momento de la audiencia, sólo 5 presos en el estado de Pensilvania estaban recibiendo el tratamiento, y ahora, son aproximadamente 30.  La empresa Gilead cobra $1,000 U.S. dólares cada píldora por la droga Sovaldi. En la India, sin embargo, un país que no vive bajo la tiranía de las leyes de patentes, la misma píldora cuesta desde $3 a $10 dólares. Para la droga Sovaldi, un tratamiento de 12 semanas cuesta $84,500 mientras el tratamiento entero para la antiviral Harvoni, también producida por Gilead, cuesta $94.500.

En una conferencia de prensa, el abogado Bret Grote citó a Mariani con respecto al protocolo del DOC: “[Éste] alarga el sufrimiento de los que han sido diagnosticados con Hepatitis C crónica y permite que la progresión de la enfermedad se acelere para presentar una amenaza más grande de cirrosis, cáncer del hígado y la muerte del reo con la enfermedad” en violación de la Octava Enmienda.

Aunque el equipo legal está decepcionado que la Corte no haya emitido un mandamiento judicial en este momento, opina Grote que el dictamen de Mariani “sienta un poderoso precedente a favor del señor Abu-Jamal”.  Explica que el juez ha determinado que  “los pacientes encarcelados que padecen Hepatitis C merecen tratamiento con los nuevos medicamentos que curan la enfermedad, y que el protocolo actual del DOC viola la Constitución.”

¿Y qué opina Mumia Abu-Jamal? En un mensaje grabado para Prison Radio el 1 de septiembre, dice: “Es un inicio y es un buen inicio que un juez federal reconozca que lo que ha estado haciendo el estado de Pensilvania durante años, no solamente es injusto, sino malo. Anti-constitucional. Una violación fundamental de una equidad fundamental y del derecho humano a la vida. Entonces, es un inicio y es un buen inicio. Y queremos un buen final”.

En Filadelfia, el Comité Internacional de la Familia y Amigos de Mumia Abu-Jamal (ICFFMAJ), la Campaña para Llevar a Mumia a Casa, la Organización MOVE  y la Coalición Mumia Abu-Jamal de NYC se llevarán a cabo una conferencia de prensa y marcha el 7 de septiembre para exigir tratamiento inmediato para Mumia. También habrá acciones en otras ciudades del mundo.

En la Ciudad de México nos sumamos a la demanda.  Les invitamos a mostrar su apoyo por su salud y libertad en un acto que será celebrado afuera de la embajada de Estados Unidos el miércoles 7 de septiembre a las 12 del día. También estaremos actuando en solidaridad con las huelgas contra la esclavitud en las prisiones de Estados Unidos, que se llevarán a cabo a partir del 9 de septiembre en conmemoración a la rebelión y represión en el penal de Áttica en 1971. ¡Decimos NO a la importación a México del monstruoso sistema carcelario de ese país!

Para firmar una petición en apoyo al tratamiento para Mumia, consulten: https://campaigns.organizefor.org/petitions/life-saving-treatment-now-for-mumia-abu-jamal

¡Salud y libertad para Mumia! ¡Trato inmediato para su Hepatitis C! ¡Presas y presos políticos libertad! ¡No a la esclavitud! ¡Muerte a la cárcel!

Amigos de Mumia de México